Blogia
LACTABLOG

Barbastro, humanización de la asistencia al nacimiento y lactancia

El Hospital de Barbastro recibió en Septiembre de 2009 el reconocimiento oficial de Hospital IHAN, una acreditación que consiguió el pasado mes de mayo tras cumplir los diez objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. 

 

 

El método canguro, el contacto precoz del recién nacido con la madre y una amplia labor formativa de los profesionales respecto a la lactancia han convertido al Hospital de Barbastro en un referente en humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia. Por este motivo, ha sido acreditado como Hospital IHAN.

 

La motivación, el buen hacer y la constancia de los profesionales del Hospital de Barbastro han conseguido que alcancen cifras de hasta un 98 por ciento de madres hospitalizadas que regresan a sus hogares amamantando a sus hijos. Esta cifra corrobora la labor de seis años de trabajo por parte del personal sanitario que apostó por las ventajas de la lactancia y por un nacimiento más humanizado.

“La Formación del Personal clave para el éxito de la lactancia”

El primer paso fue la creación de una comisión de lactancia, a partir de la cual se implicó todo el hospital: auxiliares, enfermeras, pediatras, matronas, ginecólogos, médicos de familia, anestesistas, etcétera. Todos estos profesionales sanitarios han trabajado bajo el mismo criterio en lo que se refiere a lactancia y atención durante el embarazo y el parto. Para ello, también se ha realizado una importante labor de formación al personal con el fin de que toda la plantilla estuviera lo suficientemente capacitada para poner en marcha esta política.

“Al evitarse técnicas restrictivas anteriores y recomendaciones erróneas apenas se dan complicaciones derivadas de la lactancia como grietas o mastitis”.

Incubadoras vacías.

Uno de los mayores logros del hospital es el contacto precoz del bebé y la madre incluso en cesáreas o niños prematuros. La unión piel con piel es muy beneficiosa y favorece la lactancia por tanto, adquiere especial importancia en bebés prematuros o enfermos que tienen más dificultades para iniciar la lactancia y son los que más necesitan los beneficios de la leche materna así como sentirse reconfortados al estar en contacto directo con sus madres.

EL método canguro ha conseguido sustituir las incubadoras en la mayoría de los casos. Esta labor no ha sido fácil ya que, según cuentan los propios trabajadores de la planta materno infantil, “a los primeros que nos costó creer que no pasaba nada porque un prematuro no estuviese en la incubadora fue a nosotros”. Pero la realidad es que no solo no pasa nada sino que es mucho más beneficioso para ellos, se recuperan antes y los resultados en cuanto a lactancia son muy positivos por tanto, a pesar de que había varios niños prematuros ingresados en la planta, la sala de incubadoras estaba vacía.

Las madres son tecnología punta frente a las conocidas incubadoras. Asimismo, el Hospital de Barbastro ha invertido en la proporción de una infraestructura adecuada que permite la cohabitación de la madre y el niño desde el comienzo, incluso cuando alguno de los dos debe permanecer hospitalizado, para facilitar así el ingreso conjunto. Estas instalaciones incluyen habitaciones individuales en la zona de maternidad con el fin de fomentar el vínculo madre e hijo.

Fundamental la implicación de la atención primaria

El trabajo conjunto y la coordinación de todo el personal que trabaja con las madres consigue que la lactancia se consolide e, incluso, que aumenten los índices de lactancias prolongadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres